RSS

Archivo de la etiqueta: Hermann Fränkel

Orientación divina en la Ilíada

Los dioses hacen algo más que impulsar la voluntad humana, también conceden fuerza y habilidad en la ejecución, y por añadidura éxito o fracaso. En las tres fases de la acción humana, lo irracional y lo inseguro están, para el poeta homérico, bajo orientación divina: el elemento inexplicable de la decisión espontánea que fija el objetivo, el elemento imponderable en la ejecución acertada o errada y el elemento incalculable de los accidentes que coadyuvan o frustran. Atenea “guía” el arma de Diómedes, de manera que acierta y mata (Il., 5, 290). Atenea, que había instigado a Pándaro para disparar contra un Menelao no precavido, hace que la lanza sea inofensiva, como una madre que impide que un insecto pique a su hijisto dormido. El modo preciso de actuación de los dioses queda en la Ilíada en la oscuridad. ¿No fue la mano del arquero tan segura como otras veces? ¿Tenía un defecto la flecha? ¿Lo impidió un golpe de viento? ¿O simplemente fue un milagro? Al poeta no le interesan esas cuestiones. Lo único que sabe y dice es que medió un dios entre el esfuerzo humano y el resultado.

H. Fränkel, Poesía y Filosofía de la Grecia Arcaica, p. 79

Böcklin Ulysse au bord de la mer

Anteriores post relacionados:
Los dioses y la épica, 11-05-2011.
La memoria poética en la Grecia arcaica (M. Detienne), 19-03-2013.
La polaridad dioses-hombres en la Grecia arcaica, 20-06-2013.
El saber del poeta homérico (minipost), 27-06-2013.

Anuncios
 
 

Etiquetas: , , ,

Libro: H. Fränkel, “Poesía y Filosofía de la Grecia Arcaica”

Reblogueo por aquí la reseña de libro de Fränkel que hice en el blog Efímero.

Efímero

Fnakel Poesía y FilosofíaEn este libro, Hermann Fränkel aborda el desarrollo del pensamiento griego arcaico a través de sus textos, iniciando el análisis con Homero y finalizando con Pindaro. En ese arco se dibuja el perfil de una época concreta que siempre ha sido subestimada en favor de la época clásica que ayudó a preparar. Fränkel estudia los textos de los poetas y pensadores arcaicos tratando de quitarles esa impronta de antecesores e intentando comprenderlos desde sí mismos, como expresión de un momento de la evolución del pensamiento griego. El libro deviene así un estudio pormenorizado de la lírica griega arcaica, que se contextualiza y se contrapone a la épica anterior y que se conjuga con el surgimiento de nuevas esferas cognoscitivas como la medicina, la geografía o la física. Las fronteras entre “filosofía” y “poesía” se ponen en cuestión, dada la retroalimentación, cuando no identificación, entre ambas. El tramo final dedica un…

Ver la entrada original 974 palabras más

 
 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,

Los dioses y las acciones humanas en Homero (minipost)

Los dioses hacen algo más que impulsar la voluntad humana, también conceden fuerza y habilidad en la ejecución, y por añadidura éxito o fracaso. En las tres fases de la acción humana, lo irracional y lo inseguro están, para el poeta homérico, bajo orientación divina: el elemento inexplicable de la decisión espontánea que fija el objetivo, el elemento imponderable de la ejecución acertada o errada y el elemento incalculable de los accidentes que coadyuvan o frustran.

H. Fränkel, Poesía y Filosofía…, p. 79

 
 

Etiquetas: , , , , ,

La polaridad dioses-hombres en la Grecia arcaica

En esta concepción de lo divino encontramos, por primera vez, una forma de pensamiento que acabó imponiéndose en la época griega arcaica, después de Homero: el pensamiento polarizado. Sólo puede concebirse una cualidad si se hace conjuntamente con su opuesto. La estrecha limitación de la existencia humana necesita la contrafigura de una existencia divina ilimitada, pero, por otra parte, semejante a la humana. (…)
Lo que para los hombres es lo primero y lo último, lo uno y el todo, para los dioses es un juego divertido que pueden apartar, si quieren, sin compromiso personal. (…) La capacidad divina para retirarse de los asuntos temibles de la tierra y mirar más allá, sitúa la guerra de Troya y toda la existencia humana ante un horizonte y una frontera. El sufrimiento humano tiene lugar sólo en una de las dos partes del mundo. En un poema épico, no puede faltar la otra parte. Porque sólo por ese contraste divino puede la humanidad, como postula la lógica de la era arcaica, encontrar su lugar apropiado.

H. Fränkel, Poesía y Filosofía de la Grecia Arcaica, A. Machado Libros, pp. 65-66.

Böcklin Ulises y Calipso

Anteriores post relacionados:

 
 

Etiquetas: , , , , ,

 
A %d blogueros les gusta esto: