RSS

La silogística aristotélica

19 Sep

Copio por aquí los resúmenes que hice de la silogística para un seminario de la facultad. Las citas pertenecen a Analíticos Primeros

1.-El silogismo en general

I, 1, 24 b 18-23: Definición de silogismo

El silogismo es un decir en el que, puestas ciertas cosas, se sigue necesariamente, por ser estas, algo otro de las cosas establecidas. Y digo “por ser estas” a que ocurra por medio de ellas, y digo “ocurrir por medio de ellas” a que no se precise de término ajeno para que se dé necesariamente.

I, 1, 24 b 27-31: definición de “predicarse de todo” y de “predicarse de ninguno”

El que una cosa esté en el conjunto de otra y el que una cosa se predique acerca de toda otra es lo mismo. Decimos que se predica de toda otra cuando no es posible tomar nada acerca de lo cual no se diga esa cosa; y de modo semejante en el caso de [predicarse] acerca de ninguna.

2.-La primera figura

I, 4, 25 b 32-38:

Así pues, cuando tres términos se relacionen entre sí de tal manera que el último esté en el conjunto del medio y el medio esté en el conjunto del primero, habrá necesariamente un silogismo perfecto entre los extremos. Llamo “medio” a aquel que está en otro y otro está en él, y que también resulta ser medio por la posición; llamo “extremos” tanto al que está en otro como a aquel en que otro está.

I, 4, 26 a 22:

Llamo “extremo mayor” a aquel que está en el medio, y “extremo menor “al que está subordinado al medio.

Una determinación (A) se da en otra (B) que a su vez se da en una tercera (C).

Término medio: B.
Extremo mayor: A.
Extremo menor: C.

A se da en B            B es A
B se da en C       =   C es B
>A se da en C          >C es A

Modos válidos: BARBARA; CELARENT; DARII; FERIO

Resultado: si el extremo mayor se da o no se da universalmente en el término medio que se da universal o particularmente en el extremo menor, entonces es necesario que el extremo mayor se dé o no (según la cualidad de la premisa mayor) universal o particularmente (según la cantidad de la menor) en el extremo menor.

3.-La segunda figura

I, 5, 26 b 34-39:

Cuando lo mismo se da, por una parte, en cada uno y, por otra, en ninguno, llamo a ésta la segunda figura, y llamo en ella “medio” al predicado de ambas [premisas], y “extremos” a aquellos acerca de los cuales se dice éste, mayor al que se halla inmediato al medio, y menor al más alejado. El medio se coloca fuera de los extremos, en primera posición.

Una misma determinación (M) se da en dos distintas (N y O).

Término medio: M.
Extremo mayor: N.
Extremo menor: O.

M se da en N            N es M
M se da en O        =  O es M
>N se da en O          >O es N

Modos válidos: CESARE, CAMESTRES, FESTINO, BAROCO

Resultado: si el término medio se da o no se da universalmente en el extremo mayor y se da o no (de manera opuesta a la cualidad de la premisa mayor) universal o particularmente en el extremo menor, entonces es necesario que el extremo mayor no se dé universal o particularmente (según la cantidad de la premisa menor) en el extremo menor.

4.-La tercera figura

I, 6, 28 a 10-15:

Si, respecto a lo mismo, algo se da en ello en todos los casos y otra cosa en ninguno, o ambos en todos o en ningún caso, llamó a ésta la tercera figura, y llamo en ella “medio” a aquello acerca de lo cual se dicen ambos predicados, “extremos” a los predicados, “mayor” al más alejado del medio y “menor” al más próximo. El medio se coloca fuera de los extremos, en última posición.

Dos determinaciones distintas (P y R) se dan en la misma determinación (S).

Término medio: S.
Extremo mayor: P.
Extremo menor: R

P se da en S            S es P
R se da en S     =     S es R
>P se da en R          >R es P

Modos válidos: DARAPTI, FELAPTON, DATISI, DISAMIS, BOCARDO, FERISON

Resultado: si el extremo mayor se da o no se da, ya sea universal o particularmente, en el término medio en el cual el extremo menor se da universal o particularmente (con la condición indispensable de que una de las dos premisas sea universal), entonces es necesario que el extremo mayor se dé o no se dé (según la cualidad de la premisa mayor) particularmente en el extremo menor.

rusiñol calvario mallorquin

Anteriores post relacionados:
“El uso aristotélico de variables en lógica y sus supuestos ontológicos”, 14-3-2012
Deleuze y la lógica aristotélica, 14-5-2012.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en septiembre 19, 2014 en Aristotelica, Cosas de Grecia, Materiales

 

Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: