RSS

Novela y análisis funcional

19 Ene

«Existe el peligro de malinterpretar el estudio de Propp si se pretende aplicarlo como método hermenéutico para el análisis de la novela o el cuento moderno. Ya desde antiguo, la novela es una perversión del mito y una problematización del discurso social presupuesto en ella (véase por ej. Julia Kristeva, Le texte du roman). La novela difiere del cuento popular no sólo en su extensión, sino en el conjunto de su estructura, incluyendo en este concepto la manera en que toma posición frente a la ideología social. La novela como género problematiza los esquemas narrativos propios del cuento folklórico y del mito, a la vez que los utiliza. Este hecho es especialmente llamativo en la novela de nuestro siglo. En una novela como Molloy, de Samuel Beckett, encontramos una estructura que parece prestarse al análisis funcional de Propp. En la primera parte, el vagabundo Molloy parte en busca de su madre y pasa por diversas peripecias en las cuales podríamos reconocer diversas funciones del esquema de Propp. En la segunda parte, el detective Moran recibe una orden de partir en busca de Molloy. Los temas de la carencia y el viaje del héroe son por tanto un elemento tradicional, mítico-folklórico, presente en esta novela. Pero son elementos utilizados como un ingrediente más en el juego textual: no nos dan de por sí la clave de la obra. Y, por supuesto, aparecen parodiados. Nunca están claras las razones que tiene Molloy para ir a ver a su madre (ni siquiera sabemos si su madre es realmente su madre). Su viaje será increíblemente lento y tortuoso, sin dirección fija. Molloy pasa de la bicicleta a las muletas, y de las muletas a la reptación. Y el viaje termina en un interrogante. Una desviación comparable se da en la historia de Moran. En ambos casos el elemento del fracaso en la empresa arquetípica va unido simbólicamente a su “fracaso” en tanto que textos convencionales, a la frustración del lector que pretende reducirlos a esquemas familiares y al fracaso metafísico que es el núcleo temático de la obra de Beckett en su conjunto».

J. A. García Landa, Acción, relato, discurso. Estructura de la ficción narrativa, pp. 38-39.

Anteriores post relacionados:
La novela y la hermenéutica, 18-10-2011.

Anuncios
 
 

Etiquetas: , , ,

Una respuesta a “Novela y análisis funcional

  1. The Translator

    enero 30, 2012 at 4:04 am

    He ahí el artista. El artista está sobre ello. Está por la labor de perfeccionar eso que expulsa y hacerlo cada vez más bello, darle cada vez más sentido. Es sobremanera difícil que se halle a alguien más tolerante con la hediondez que barrunta de los estados intermedios de la obra que intenta convertirse en Arte. El artista está allí metido hasta los huesos, enlodado hasta la coronilla como el niño que amasa la propia inmundicia. Huele muy mal eso. Casi nadie quiere ver, casi nadie saber y menos probar. ¿Pagar por ello? Ni de casualidad verás un duro. ¿Quién va a pagar por algo que uno mismo puede hacer fácilmente a solas en su baño? Y esta es una «buena» idea; de hecho, casi todos los artistas comienzan así. Encuentran festivo lo de trabajar con la propia borrasca y se lanzan, y comienzan, y practican, y resulta que algunos siguen y siguen… La mayoría obviamente abandona el juego al poco tiempo; es que si haces bien esto de gustar y de oler tu propio desecho hasta enlodarte en el paroxismo, recién entonces, caes en cuenta de que cagar no lo era todo.

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: