RSS

La comunicación (siempre) en una tierra de nadie.

09 Jun

«Otra manera de expresar esto es decir que todo acto de interpretación consiste en un esfuerzo por encontrar la analogía entre el orden de cosas que el mensaje transmite y el orden de cosas que rige para nosotros. Cuando esos órdenes coinciden sin esfuerzo, la comunicación es fluida, si bien la información será también en buena medida redundante. Cuando no es así, la interpretación comienza su tarea, una tarea que se mueve en dos direcciones simultáneamente: en una dirección, modificando las hipótesis sobre el orden pretendidamente expresado en el mensaje (como cuando decidimos que un texto debe leerse en clave alegórica, por ejemplo); en la otra, modificando nuestras propias formas de ordenación (por ejemplo, al incorporar un concepto nuevo que desplaza a otros o los redefine). En mayor o menor medida, todo intercambio de significados pone en marcha este doble movimiento en ambos interlocutores, donde las réplicas y contrarréplicas irán poniendo a prueba la idoneidad de los diferentes ajustes con vistas a esa «sintonía» que la comunicación busca.
(…)
»De acuerdo con lo que va dicho, el hallazgo de esquemas interpretativos comunes es lo que permite salvar la condición inherentemente subjetiva de la experiencia propia: traducimos contenidos intransferibles a formas reconocibles por otros. Esta operación dota a la experiencia de una urdimbre o estructura, los conceptos, los cuales, a diferencia de lo que privadamente designen en la mente individual, ya no son subjetivos y pertenecen al ámbito público del lenguaje. Podría decirse entonces que el encuentro entre dos mentes siempre tiene lugar en una suerte de «tierra de nadie» que es preciso construir «negociando» los conceptos que puedan dar cauce concertadamente a lo que cada cual subjetivamente experimenta».

A. M. Faerna, “Problemas de comunicación: del «Menón» a los «Encuentros en la Tercera Fase»“, Daimon 25 (2002), pp. 142-143.

Anteriores post relacionados:
Hermenéutica y nihilismo, 21-2-2011.
Entendimiento mutuo, 31-3-2011.
Aristóteles y la convención lingüística, 29-4-2011.
Masa y acuerdos mutuos, según Arendt, 7-6-2011.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en junio 9, 2011 en Hermenéutica, Materiales

 

Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: